Los dos jóvenes ucranianos responsables del canal de YouTube KREOSAN, en el que llevan a cabo diferentes tipos de experimentos, se meten esta vez ‘en la boca’ de un microondas, poniéndolo en marcha con la puerta abierta. Los jóvenes, uno de los cuales luce un gorro y un jersey de aluminio, acercan diferentes objetos como un bombilla o un viejo móvil para ver qué pasa cuando se ven afectados por las ondas.