Archivo

El Real Madrid logró una gran victoria de visitante en el Nuevo San Mamés 1-2 ante el Athletic Club Bilbao, en un partido que se pudo haber complicado cuando los vascos empataron en la segunda parte.

Los merengues se adelantaron en el minuto 25 después de una gran jugada que empezó con un pase al vacío de Toni Kroos para Cristiano Ronaldo que luego el portugués se la cedió a Karim Benzema.

Con el 0-1 se fueron al descanso y ya en la segunda parte la cara del juego cambió totalmente. El Bilbao salió con todo buscando la igualdad, que llegó en el 65; Raúl García bajó un balón dentro del área chica y Aduriz remató solo.

Apenas 3 minutos después (68’) Ronaldo volvió a servir de pasador y le dejó el balón en bandeja de plata a Casemiro y éste no perdonó al guardameta local.

Con este triunfo los de Zidane se mantienen en el liderato del fútbol español con 65 puntos -5 más que el Barcelona que juega mañana- y todavía tienen un partido pendiente ante el Celta de Vigo.