Archivo

Las quemaduras, cirugías y otras lesiones pueden dejar cicatrices en la piel, y aunque a veces es vergonzoso mostrarlas, hay remedios caseros que ayudan a atenuarlas.

Dependiendo de la lesión y el tipo de piel, quitar una cicatriz profunda solo podría lograrse con cirugía, pero si se trata de pequeñas estrías o cicatrices leves estas técnicas pueden ayudar.

Es de tomar en cuenta que una cicatriz nueva es más fácil de desvanecer que una que has tenido por años y que se pueden aplicar estos remedios siempre y cuando la herida haya sanado por completo y no sobre piel lastimada.

Crema de miel de abeja y sábila

Tanto la miel de abeja como la sábila tienen propiedades que ayudan a la cicatrización de la piel.

1 taza de miel

1/2 taza de avena seca

5 cucharadas de gel de sábila.

Unta de preferencia por las noches y enjuaga suavemente, ya que puede quedar un tanto pegajoso. Primero se recomienda tomar un baño para suavizar la piel y aplicar la crema, la dejas actuar de 10 a 15 minutos en la cicatriz y enjuaga suavemente.

Aceite esencial de lavanda

Se recomienda aplicar dos a tres gotas de aceite de lavanda diluido con tres gotas de manzanilla. También puedes mezclar las gotas de lavanda en una base de gel de sábila.

Esto se aplica sobre la cicatriz pero se cubre con una venda. También puedes usar para dar masaje en la zona afectada, de esta manera ayudas a atenuar la cicatriz.

Aloe vera y limón

Favorita de muchos, por ser práctica y ayudar a atenuar las cicatrices de forma sencilla.

Solo corta una penca de aloe vera o sábila y raspa la pulpa, se agregan unas gotitas de limón, mezcla y aplica directo en la cicatriz. Procura dejar la mezcla una hora y hazlo de 3 a 4 veces por semana.